sábado, 4 de octubre de 2014

Fragmento del Capítulo 12 (Puerto Valor) de Leyendas de Erodhar 01 - La Vara de Argoroth



(...) El capitán de la guardia hizo girar su montura y emprendió la marcha calle arriba, con el general Lumiere y los demás pisándole los talones. Al mirar a ambos lados de la calle, Valiant observó que había tiendas de campaña, así como grandes pabellones de lona erguidos sobre una porción de tierra bastante amplia.

   Justo cuando se preguntaba qué hacía un campamento levantado en el interior de la ciudad, Ser William habló de aquello como si le hubiera leído la mente.

   —Hemos tenido que improvisar un campamento militar —le explicó Will al general Lumiere mientras agilizaban la marcha—. El Príncipe Varian ha enviado dos mil hombres aquí hace dos semanas, para defender estas tierras mientras llegabais con los nuevos reclutas.

   —Hablando de mis reclutas —la voz de Lumiere parecía cansada, pero firme a pesar de todo—, necesitarán un lugar donde hospedarse.

   —No os preocupéis, general —fue el capitán Trayan quien habló—. Tras conduciros hasta el Ayuntamiento me encargaré personalmente de acomodarlos en el campamento. Vos y vuestros oficiales recibiréis aposentos en la mansión privada del alcalde, quien espera con gran interés vuestra llegada para daros personalmente la bienvenida.

   —El alcalde Tomty es muy amable—dijo el general Lumiere con cortesía.

   «No esperaba menos», se dijo a sí mismo Valiant; seguía cabalgando en silencio y escuchando la conversación.

   —Tray —le dijo Will de repente al capitán—. ¿Alguna noticia de los demás jinetes que envié a recorrer la marca?

  —Los que enviasteis al sur para defender el Molino Coronado han enviado constantemente mensajes con informes detallados —respondió el capitán—. Al parecer han sufrido un par de emboscadas furtivas, pero el sargento Bolton asegura en sus cartas que no han sufrido bajas importantes. En cuando a los hombres que enviasteis bajo el mando de Ser Roger... En la última carta que envió dijo que pelearon en el Foso de las Penas contra un batallón de aproximadamente cien orcos. Eso fue hace cinco días, casi una semana después de vuestra partida hacia el este.

   —¿Y los jinetes de Ser Decker?

  —No han dado señales de vida, mi señor. —Había preocupación en la voz del capitán mientras contaba aquello—. Y eso que fueron los primeros en partir, río arriba, hacia el oeste; como ordenasteis. Pensaba enviar una patrulla en aquella dirección si en los próximos días seguíamos sin recibir noticias suyas.

   —Enviaré yo mismo una partida de búsqueda mañana —las noticias habían irritado a Will—. Dada la situación actual no nos podemos permitir perder ni un solo hombre en expediciones rutinarias. El grupo de soldados que se llevó Ser Decker consigo estaba formado por más de doscientos lanceros.

  —Algunos hombres han insinuado que Ser Decker y sus hombres podrían haber desertado —el capitán dijo aquello en voz tan baja, que Valiant tuvo que agudizar el oído y esforzarse para entenderlo.

   —¡Imposible! —replicó Lumiere con su habitual voz grave—. Conozco a Ser Decker desde que era el escudero del general Mardon, en Bastión de la Roca. Ese chico se ganó sus espuelas a base de coraje, valor y dedicación a la corona. Es un Hermano del Hacha juramentado y jamás desertaría. Si no ha dado señales de vida desde que partió, entonces significa que algo malo le ha pasado. A él, y a sus hombres.

   —Aun así... —añadió Trayan algo apenado—, es algo que deberíamos tener en cuenta. Solo por si acaso...

   —El general tiene razón—le cortó Will, dando el tema por zanjado—. Lo que debemos hacer es averiguar cuanto antes qué ha pasado con ellos. Si vuelven a aparecer rumores semejantes, Tray, quiero que te asegures personalmente de que los culpables reciban un castigo ejemplar. La clave para ganar esta guerra es que exista una rigurosa disciplina entre nuestras filas, y esa clase de rumores solo da lugar a malestar y desconfianza en la tropa. Y eso es algo que no nos podemos permitir.

   El capitán Trayan asintió obediente y no volvió a abrir la boca a partir de ese momento. (...)




Fragmento del Capítulo 12 (Puerto Valor) de Leyendas de Erodhar 01 - La Vara de Argoroth. Puedes descargar los cuatro primeros capítulos gratis aquí: http://cosminstarcescu.wix.com/leyendasdeerodhar#!empezar-a-leer/cogz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada