jueves, 22 de octubre de 2015

Ganadores Concurso de Microrrelatos IES Sabinar

Después de haber leído los 34 microrrelatos que nos han enviado al concurso, y valorado cada uno de ellos, hemos escogido 4 ganadores. No ha sido fácil, ya que han habido varios con un muy buen nivel, pero los siguientes son, en nuestra opinión, los más completos de todos, ya que poseen un buen nivel narrativo, una buena historia, y un final sorprendente:

-Ganador:
Relato número 19. La Silueta, de José Daniel Antequera Jiménez 4º ESO A

El sol disfrutaba de sus últimos instantes de reinado… El ocaso estaba cada vez más cerca y hacía frío. El vecino estaba otra vez observándome desde su ventana, pero esta vez actuaba de una forma extraña. 
  Llegó la noche, y con ella, una tormenta. Terminé de ducharme, me vestí y antes de salir me pareció ver una sombra humana que no me pertenecía. Volví a mirar pero esta vez no la pude ver. 
  —Imaginaciones mías —pensé. 
  Fui a mi habitación, pero la luz no se encendía por alguna razón que desconocía. Las ventanas estaban abiertas y entraba una fuerte corriente de aire. Las cerré y me di la vuelta, observando el escritorio, donde encontré una nota. 
  —“Voy a por ti, ya no huirás más”—decía. 
  Un escalofrío recorrió mi cuerpo, estaba asustado. Oí que algo golpeaba ligeramente la ventana. Me giré a toda prisa, era una rama. Me sentí aliviado por un momento, pero algo más grande que yo echaba su aliento sobre mi espalda. Ahí supe que todo había acabado.


-2º Puesto:
Relato número 29. El Ángel, de Carmen Hernández Marín 4º ESO B

Me tomó de la mano, infundiéndome valor, y yo lo seguí, dejándome engullir por la oscuridad que proporcionaba aquel vendaje que tapaba mis ojos.
  Mi cuerpo se elevó y supe entonces que estábamos volando otra vez, como habíamos hecho estos últimos días.
  No sabía hacia dónde iba en aquel momento, pero la brisa fresca golpeándome el rostro me calmaba. Fue entonces cuando mis extremidades se empezaron a relajar.
  —¿Falta mucho? —grité con fuerza.
  —Solo confía en mí —dijo él aún más alto.
  Noté cómo descendíamos para llegar al tan esperado lugar, o eso parecía. 
  Una vez abajo, deslizó sus delicados dedos propios de aquella raza de ángeles por mis mejillas, hasta llegar al pañuelo que me impedía ver. 
  En unos instantes aquella oscuridad fue sustituida por una imagen maravillosa, nunca vista, unos segundos inolvidables de estupefacción por lo que había ante mí.
  Lo había hecho solo para mí, y entonces supe que al que quería era a él, y me había equivocado.
  Iba a decirle todo lo que sentía, pero me di cuenta tarde, pues cuando abrí los ojos todo había desaparecido, y él ya no estaba.

-3º Puesto:
Relato número 21. Su Venganza, de Elia Martínez López 2º ESO B

Las compuertas de la nave se abrieron con un sonido prolongado y susurrante, expulsando una nube de vapor plateado. Escuché pasos y por la ventanilla de la sala de comando lo vi, vi a Stone. No había duda de que era él. Oí como disparaba cruelmente a los demás. Sentí un nudo en el estómago y una horrible sensación de miedo invadió mi cuerpo. Cuando por fin pude reaccionar, él ya estaba dentro de la sala. Seguí sentada con la mirada al frente y sentí una fría y dolorosa punzada en mi nuca. Stone me tiró al suelo violentamente y ocupó mi asiento, no podía moverme y minutos después noté el temblor de la nave en movimiento. La vista se me nubló enseguida y con voz agonizante le supliqué que no me hiciese daño. Dejó los mandos de la nave y se acercó a mi con una sonrisa cínica. Ignoró mis palabras y al oído me susurró: “Cuando despiertes, todo lo que recordabas haber visto quedará destruido. Dulces sueños.”

4º Puesto:
Relato número 25. Outlander, de Nerea Rodríguez Heras 4º ESO B

Me tomó de la mano, infundiéndome valor, y yo lo seguí, dejándome engullir por la oscuridad. Quizá debí quedarme con tía Hellen, preparando galletas y riéndome con Bob, fingiendo que todo iba bien. Quizá ese libro escondido de aquella biblioteca abandonada, lo estaba por alguna razón. Pero ya era tarde. Sería mi destino. 
  Aquel tenebroso hoyo que nos tragó fue disipándose poco a poco, mostrándonos una ciudad llena de vida. Gente paseando, librerías llenas y edificios de una pieza; todo igual a las fotografías de mis padres cuando tenían mi edad... 
  —¿Es real? 
 —Completamente... —contestó Sam. El chico al que conocí esa misma mañana. 
  Con nuestras manos aún cogidas, nos adentramos en las calles, sin evitar fijarme en los locales y carteles que veía. Aquello parecía irreal. Ayer jugándome la vida sorteando escombros al cruzar la calle y hoy paseaba acariciando perros y oliendo a café recién hecho.
  Minutos después estábamos frente a una fábrica. 
  —Bienvenida a 2016 Skyler. 
  Entonces comprendí... Habíamos retrocedido en el tiempo. 
  —Querida —continuó—, debes saber que no has encontrado un libro con un collar bonito dentro, ese collar te ha encontrado a ti. 
  Rocé el colgante con las yemas de mis dedos pensando en todo lo acontecido ese día.
 —Ahora la pregunta, amiga mía, ¿vas a ayudarme a salvar el mundo?

Muchas felicidades a los ganadores, nos pondremos en contacto con cada uno para que elijan su premio.

En cuanto a los demás participantes, muchas gracias por habernos enviado vuestros relatos, como hemos dicho antes, ha habido un nivel muy alto y no ha sido fácil elegir solo 4 relatos ganadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada