sábado, 5 de noviembre de 2016

El Arte de Leyendas de Erodhar



Hace casi diez me aventuré a escribir un relato de fantasía que acabó por convertirse en una saga con una gran complejidad, número de personajes y de tramas. Desde que se publicó "Leyendas de Erodhar 01 - La Vara de Argoroth" he intentado dar vida a algunos de los personajes y al propio mundo también a través de ilustraciones, y así fue como la "familia" de El Arte de Leyendas de Erodhar ha ido creciendo.

A partir de hoy ofrezco a aquellos que así lo desean la posibilidad de adquirir cualquiera de las ilustraciones en tamaño A3, papel de 250 gramos, por 3€ (gastos de envío incluidos a todo el territorio español).

Si quieres adquirir más de uno puedes aprovechar alguna de las siguientes ofertas:
-3 póster a 7€
-5 póster a 12€ 

Si alguien está interesado tan solo tiene que contactarme a través del siguiente mail: cosmin.starcescu@gmail.com


Mundo de Erodhar

Thaldorim
Ilustrado por David Puertas

Norgherland
Ilustrado por David Puertas

Tierras del Amanecer (este de Thaldorim)
Ilustrado por David Puertas

Región de Artah (Khoradmar)
Ilustrado por David Puertas

Personajes

Valiant
Ilustrado por Elías Santos

Wegenald
Ilustrado por Litos

Galadoriel
Ilustrado por Lorenn Tyr

Khorgar
Ilustrado por Lorenn Tyr

Nimue
Ilustrado por Jennifer Rubio

Varian
Ilustrado por Lorenn Tyr

Rufus
Ilustración por Curro Rodríguez

Valiant 2
Ilustrado por Lorenn Tyr

viernes, 4 de noviembre de 2016

¿Por qué "Ediciones Arcanas"?



Quedan tres días para poner la editorial en marcha y hoy os queremos contar un poco por qué hemos elegido el nombre de Ediciones Arcanas y cuál es su relación con el logo, que sinceramente nos encanta y queremos aprovechar y dar las gracias a su diseñador, Elias Santos, por el gran trabajo que ha hecho en un tiempo récord.


Somos grandes amantes de la fantasía y, en las muchas historias que existen de este género, es muy común la presencia de la magia arcana. Fue ese concepto el que nos inspiró a la hora de elegir el nombre de la editorial, porque creemos que todo el proceso de creación de un libro está plagado de magia. Una magia muy poderosa, que empieza cuando el escritor da forma a las primeras ideas, crea los personajes, escribe las primeras líneas... Y continúa cuando llega el momento de corregir y maquetar la novela, diseñar la portada, etc... Todo para que, en un final, el resultado sea un maravilloso "conjuro" de papel y tinta, capaz de transportar a lectores y lectoras de todas las edades a otros mundos, otras épocas, otros lugares... A vivir aventuras y vidas ajenas. A amar, a odiar, a sentir tristeza, felicidad, miedo... Si eso no es magia, no sabemos qué podría serlo.

Es por todo esto por lo que el logo de la editorial es una runa arcana, formada por las iniciales "EA" y acompañada por nuestro eslogan: La magia de crear libros.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Nuevo proyecto editorial



Hoy toca una entrada corta. Ya puedo hacer oficial una noticias que llevo preparando desde hace bastante tiempo. A partir del lunes, 7 de Noviembre, nace una nueva editorial llamada Ediciones Arcanas, que he fundado junto con mi compañera escritora Saray Santiago Fernandez.


Estoy ilusionado y con muchas ganas de empezar ya esta nueva aventura en el mundo del libro.

Muy pronto contaré más cosas.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Firma Picasso Comics Granada


Ya está aquí Noviembre y el mes se presenta lleno de eventos literarios. El primero de ellos será este viernes, día 4, en la hermosa ciudad de Granada, donde estaré firmando ejemplares de mis novelas junto con Saray Santiago Fernández en la Librería Picasso Comics.

De modo que aquellos granadinos amantes de la fantasía nos podréis encontrar a partir de las 17:30 horas en Picasso Comics, de la calle Obispo Hurtado, número 2.

sábado, 29 de octubre de 2016

Feria del Libro IES Sabinar


Un año más he tenido el placer de participar en la Feria del Libro del que fue mi instituto en mi época de Bachiller, el IES Sabinar, y de nuevo ha sido una experiencia agradable y gratificante.

En esta ocasión he visitado a los alumnos de primero de la ESO junto a mi compañera escritora Saray Santiago Fernández. Los dos hemos presentado nuestras novelas, aprovechando  que tanto Leyendas de Erodhar como La Rosa de Naran han estrenado recientemente sus segundas ediciones con nuevas portadas y mejoras interiores. Algo que nos ha complacido ver que ha gustado mucho.

Después de la charla con los alumnos y haber tenido la ocasión de firmar ejemplares durante los recreos de los cuatro días que duró la feria, solo puedo decir que me ha vuelto a sorprender muy gratamente al ver la gran cantidad de alumnos que leen. Y sobre todo quiero destacar la ilusión con la que acudían para comprar sus libros favoritos o para que les firmásemos ejemplares de nuestras novelas.

Ojalá y el número de jóvenes lectores y lectoras siga creciendo cada año más en este instituto y en todos los posibles.

Algunas imágenes:
Primer día

La primera firma

Esperando que llegue el vendaval :)

Más firmas


El vendaval ya está aquí :)

La recta final

miércoles, 27 de julio de 2016

Opinión personal sobre: Delbaeth Rising, Camino de Odio.


Muy buenas, quiero dedicar este artículo para contaros qué me ha parecido la que es en este momento mi lectura más reciente: Delbaeth Rising: Camino de Odio, de Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco, autores que tengo el placer de conocer vía redes sociales.

He disfrutado mucho con esta lectura, sobre todo con el desenlace. Tiene un final perfecto para mis gustos, con toques de drama y las emociones a flor de piel. A destacar los combates sangrientos y con bien ritmo, que sin duda son de lo mejor de la novela y hace que te los imagines con mucha facilidad. También quiero destacar un giro inesperado hacia el final de la novela que, aparte de dejar boquiabierto, está muy bien llevado a cabo y los autores consiguen que tengamos la sensación de que ha estado siempre ahí y no hemos sido capaces de verlo.

Desde mi punto de vista los personajes están muy bien construidos y los autores consiguen que transmitan muy bien sus sentimientos, sus pensamientos, sus vivencias en general... No me han dejado indiferente y las cosas que les ha ido pasando me han hecho sufrir y disfrutar junto con ellos, en función de las circunstancias.

La trama es entretenida, con algunos que otros altibajos, pero una buena historia a fin de cuentas. Coincido con las opiniones de otros lectores de que recuerda a una partida de rol, en la que el héroe o los héroes emprenden un viaje plagado de aventuras y peligros.

Como punto negativo tan solo destacaría esos altibajos que tiene en ciertos momentos la historia, sobre todo en la primera mitad. He echado de menos algunos finales de capítulos más impactantes para conseguir engancharme más y hacerme desear empezar el siguiente capítulo cuanto antes. Algo que sí que pasa en todos o en casi todos los capítulos a partir de, aproximadamente, la mitad del libro en adelante.

Le doy 4 estrellas porque para mí las 5 estrellas son solo para aquellas "super historias" que ocupan una especie de "Olimpo" personal de los libros, tipo El señor de los Anillos o Canción de Hielo y Fuego.

Si algún amante de este género me preguntara si le recomendaría esta novela, le diría que sí sin dudarlo.

martes, 19 de julio de 2016

05 La Casa Lintari

LOS LINTARI

Blasón:

El busto de un corcel marrón sobre un fondo bicolor, rojo y verde.

Historia:

El origen de la casa Lintari es, lo menos, un enorme misterio que los propios miembros de la casa se han encargado de mantener así a lo largo de su historia. A pesar de ello, no han faltado los rumores ni las fábulas, difundidas por medio de cuentos y leyendas populares.

Algunos de estos cuentos dicen que los Lintari provienen de una larga y antiquísima estirpe de criadores de caballos del sur, antiguos Señores de las Arenas de Khoradmar, antes de la llegada de los orcos del lejano continente de Sarhamud. Otros cuentos, difundidos por peores lenguas, dicen que descienden de una estirpe igual de larga e igual de antigua como la de los Señores de las Arenas, pero de mucha peor fama; la de los ladrones y los traficantes de caballos y esclavos, cuyo poder e influencia en los bajos y no tan bajos fondos de los reinos humanos del sur, sigue siendo igual de elevada incluso en el presente.

Por último, una de las versiones más extendidas entre las altas y bajas alcurnias del reino, dicen de los Lintari que eran grandes comerciantes, y entre los productos con los que comerciaban se contaban las sedas más finas y nobles, las amatistas más bellas que el hombre era capaz de extraer de las entrañas de la tierra, y los purasangre más fuertes y resistentes que podían ofrecer los grandes domadores de caballos. Fuera cual fuera la verdad, lo único realmente conocido por todo el mundo, nobles y plebeyos por igual, es que los Lintari consiguieron cosechar una gran fortuna hacia el undécimo siglo de la Tercera Edad; fortuna gracias a la cual pudieron comprar títulos nobiliarios para todos los miembros de su casa.

La Alianza con la Casa Nomenglaus

En el año 1160 de la Tercera Edad, la casa Lintari era la más rica y famosa de todo Silverton. Tal era su fama que, a pesar de no poseer tierras propias, se les consideraba una de las familias más importantes de todo el reino, y se les invitaba continuamente a asistir a los festejos organizados por el rey Vor Nomenglaus “El Terrible”. Fue precisamente en una de estas ocasiones especiales, y coincidiendo con que el rey había repudiado recientemente a la que había sido su segunda esposa, por no haber sido capaz de darle hijos, cuando la hermana de Tulio Lintari, -el que era por aquel entonces el cabeza de familia-, Cinzia, un mujer de gran belleza y virtud, captó la atención del rey. Dicen que Vor se enamoró de ella nada más verla, y que antes de acabar el banquete había pedido la mano a su hermano Tulio, quien no dudó en aceptar la propuesta, plantando así las bases de lo que tenía toda la pinta de ser el inicio de una alianza larga y próspera entre las dos familias.

El conflicto de la Boda Real

Tan sólo medio año más tarde, la Boda Real entre Vor y Cinzia se llevó a cabo en Andorath. En el banquete de la misma estaban presentes las más grandes, importantes y poderosas familias nobiliarias del reino. Entre ellas se encontraba la casa Doncaster de Silverton, por aquel entonces la casa reinante de la provincia del mismo nombre. Su líder y señor de la provincia, Cornelius Doncaster, había acudido acompañado por su esposa y sus dos hijos: Corwin, el heredero de Silverton, y la joven y hermosa lady Alyssa.

Al igual que Cinzia Lintari conquistó al monarca con su belleza en un banquete, la de Alyssa captó la atención de otro miembro de la familia real; de nada más y nada menos que el joven príncipe Wilburn Nomenglaus, hijo de Vor y su primera esposa, y por tanto, heredero al trono de Aldaeron.

Completamente hechizado por ella, Wilburn buscó su compañía a lo largo de toda la velada, y la chica, como era de esperar, satisfizo el capricho del joven príncipe. Bailó con él, compartió vino con él y charlaron durante horas sin saber que aquello iba a tener un desenlace nada agradable. Y es que, tal fue el encaprichamiento de Wilburn para con ella, que antes de que amaneciera pidió a su padre concertar su matrimonio con el padre de Alyssa, lord Cornelius Doncaster. El rey, que estaba de muy buen humor en compañía de su nueva esposa, y debido al estado de embriaguez en el que se encontraba, accedió e hizo la proposición delante de todos los presentes en la gigantesca sala del trono del castillo dorado de Andorath, a pesar de saber que la chica ya estaba comprometida con uno de los vasallos más importantes de lord Cornelius, lord Cormac Craig, señor del castillo de Klaven, quien también estaba presente en el banquete.

La casa Doncaster eran una de las familias de nobles más antiguas y de mayor tradición en el reino (habían sido una de las doce casas nobiliarias que firmaron la unión de los distintos reinos y principados del centro de Thaldorim bajo una única bandera, la del Reino Unido de Aldaeron), y por tanto se tomaban muy en serio los acuerdos y los pactos que cerraban con otros nobles. Por ello, lord Cornelius, habiendo dado su palabra de entregar la mano de Alyssa a lord Cormac, no tuvo más remedio que rechazar la propuesta del rey. Como era de esperar, a Vor no le gustó en absoluto la respuesta de Cornelius. A pesar de que este hubiera sido de lo más cortés y afable al explicarle los motivos de su rechazo, la ira de Vor fue brutal, no por nada se le titulaba El Terrible, pues señaló con el dedo a los Doncaster, los acusó de irrespetuosos y de haber deshonrado el apellido Nomenglaus, y, por último, los expulsó de su castillo como si fueran unos vulgares plebeyos.

El ascenso al poder de los Lintari

A pesar de todas sus riquezas y su nueva posición privilegiada en el seno de la corona, (el rey le había otorgado el cargo de Gran Maestre de la Moneda), Tulio Lintari ansiaba por encima de todo poseer sus propias tierras y su propio castillo, así como gobernar algún día sobre la provincia de Silverton, cuyo valor, gracias a las grandes vendimias y granjas del sur, era incalculable.

Cuando Vor expulsó de Andorath a los Doncaster, supo que no se le presentaría una mejor ocasión que aquella para intentar hacerse con el control de la capital de la provincia. Así que el viejo zorro Lintari contrató los servicios de una compañía de mercenarios, compró la lealtad de algunos de los nobles más importantes de Silverton, como los Barrow de Castillo Barrow, los Royce de Cresson o los Ethelred de Farid, y asaltó la plaza fuerte de los Doncaster de la ciudad de Silverton; en plena noche y con una tropa menor, para tomar por sorpresa a la guarnición del castillo.

A pesar de la sorprendente y bien llevada a cabo estrategia del enemigo, lord Cornelius logró movilizar a sus tropas y defender la ciudadela durante algunas horas, hasta que comprendió que no podían ganar aquella batalla, momento en el que decidió huir junto a su hijo Corwin y su hija Alyssa por uno de los muchos túneles y pasadizos secretos que había construidos bajo el castillo. Desprovistos de su hogar, los Doncaster se refugiaron en el castillo de Klaven, con sus aliados los Craig, donde Cornelius redactó un edicto mediante el cual declaraba a los Lintari y a sus partidarios traidores. Un edicto que envió a Andorath junto con una carta para Vor, pidiendo al monarca acudir al sur con el ejército real para devolver la paz del rey a la provincia e imponer los castigos pertinentes a los insurgentes. La petición no sólo no fue satisfecha, sino que, además, el rey, persuadido por su esposa, declaró como falsas las acusaciones de Cornelius hacia los Lintari, y nombró como nuevo señor de la provincia de Silverton a Tulio.

El inicio de la Guerra por Silverton

Humillado por segunda vez en menos de un año por el rey Vor, Cornelius Doncaster maldijo a los Nomenglaus y decidió tomarse la justicia por su propia mano. Sabía que el único modo de recuperar aquello que le pertenecía por derecho era venciendo a los Lintari en combate, y para ello tenía todas las de ganar, pues aún contaba con el apoyo incondicional de aquellos señores, grandes y pequeños, que no se habían dejado comprar por el oro de Tulio. Junto a su hijo Corwin y con ayuda de lord Cormac, concertó una reunión secreta en Yeofort, el castillo de los Willhard, donde acudieron, para su grata sorpresa, más de la mitad de los nobles de la provincia de Silverton. Entre todos reunían una fuerza de más de treinta mil hombres, lo cual les entregaba una gran ventaja sobre los Lintari, cuyo ejército apenas si alcanzaba los veinte mil soldados.

Puesto que el invierno estaba al caer, el punto más importante por tratar a lo largo de la asamblea, aparte de planificar la campaña contra los Lintari, fue la de asegurar la cantidad necesaria de víveres para alimentar al ejército. Para ello resultó de gran ayuda la presencia entre sus aliados de lord Marcus Terrel, señor del castillo de Sidway y las tierras de las grandes vendimias del sur, y de lord Helmuth Wedston, del castillo de Langfort, señor de Vega Silvestre. Entre los dos dominaban las tierras más prósperas de la provincia, que producían más de la mitad del grano y la uva anual.

Tulio Lintari, por otro lado, sabía que tenía que jugar sus cartas a la perfección si quería conservar su recién estrenado título nobiliario y, sobre todo, si quería conservar la cabeza al cabo de aquel conflicto. Su mejor baza era el apoyo del rey y sus riquezas, así que gracias a ello firmó un tratado con la casa Conwell, señores de la provincia Valle del Sol, quienes les proporcionaron, a cambio de una sustanciosa cantidad de oro, los víveres necesarios para alimentar a su ejército durante al menos un año completo.

Resuelto ese dilema, a continuación las intenciones de Tulio eran las de esperar a que pasara el invierno, para después lanzar un ataque contundente contra las tropas de Doncaster y obligarlos a retroceder hacia el sur, hacia las montañas, para aislarlos y dejarlos enfrentar adversidades. Por desgracia, sus planes se vieron frustrados cuando Cornelius Doncaster hizo un movimiento de lo más ambicioso y asedió el castillo de Barrow.

Puesto que la plaza fuerte de sus aliados, los Barrow, estaba a muy pocas leguas al sur de la ciudad de Silverton, y la pérdida de la fortaleza podría significar un desastre, Lintari movilizó a sus tropas y partió para atacar a los Doncaster. Corría la primera quincena del nuevo año, un nuevo año azotado por ventiscas y nevadas constantes, cuando los dos ejércitos chocaron por primera vez. Cornelius Doncaster había esperado ese movimiento por parte de Tulio, y por tanto formaba parte de sus planes, lo que no se esperaba era que el ejército de los Lintari, formado en su gran mayoría por mercenarios, luchara del modo en que lo hizo, ni que los elementos les favoreciera a ellos. Y es que las tropas de Lintari no sólo resistieron las oleadas sucesivas de los albarderos y los lanceros enemigos, sino que lograron romper su formación, haciéndolos retroceder de manera desorganizada, lo que le permitió a Tulio enviar a su caballería para acosar los flancos enemigos y acabar con rapidez con buena parte de sus arqueros.

Cornelius tuvo que renunciar al asedio y retroceder hacía el sur, para reorganizar sus tropas y lanzar un nuevo ataque desde una posición de poder. Para ello necesitaba tiempo, así que cruzó el río Alto y posicionó a lo que le quedaba de sus arqueros en la orilla sur para que el enemigo no pudiera seguirle. Por desgracia para él, las fuertes nevadas y ventiscas dificultaban la visibilidad, y a duras penas podían ver lo que sucedía en la otra orilla del río. Tulio sabía eso, así que aprovechó la situación en su favor. Colocando su infantería en la orilla norte del río, envió a la caballería a cruzar el río por un vado situado más al oeste, y sorprendió a los arqueros de Cornelius atacándolos por detrás. Fue una masacre.

La contraofensiva

Derrotados y sin arqueros, los Doncaster y sus aliados se vieron obligados a retroceder hasta Yeofort. Por desgracia, el castillo de los Willhard no destacaba por la robustez de sus defensas, y Cornelius sabía que Tulio no dudaría en asediar la fortaleza si se refugiaban en ella, así que siguieron la orilla del Lago de Cristal hasta el castillo de Hattin. Era más grande y robusto, y contaba con las defensas necesarias para resistir un asedio de larga duración. Además, tenía fama de no haber sido conquistado nunca, lo que haría a cualquier comandante pensárselo dos veces antes de lanzar un ataque directo contra sus murallas, así que Cornelius decidió acampar allí para esperar a que finalice el invierno y se vayan recuperando sus heridos.

Tulio, motivado por su gran victoria, prosiguió hacia el oeste y se hizo rápidamente con el control del castillo de Yeofort y el Embarcadero de Klaven. Pocas semanas después obligó al castellano de lord Cormac a rendir el castillo de los Craig. Para ello no empleó la fuerza, tan sólo la amenaza de asaltar la ciudadela y pasar por el cuchillo a todos los habitantes, ya fueran hombres, mujeres o niños. El resultado de aquello fue el control de toda la zona oriental del Lago de Cristal, pues además contaba con la plaza fuerte de Cresson, el hogar de sus aliados los Royce. Lo que en un principio parecía el inicio de una guerra de larga duración, se había convertido en una guerra que estaba a punto de terminar.

La batalla de Hattin (1161 T.E.)

A Tulio le bastaba con volver a vencer a los Doncaster una vez más, y sin duda alguna la mayoría de los nobles que los apoyaban terminarían por rendirse o incluso por cambiar de bando, lo que significaría el fin de Cornelius y su hijo Corwin. Así que preparó todo para atacar Hattin en cuanto acabasen las nevadas. Sabía que era un movimiento arriesgado, por esa razón procedió con mucha cautela. Lo primero que hizo fue enviar algunos grupos reducidos de hombres para cortar las rutas de suministro de los Doncaster, y después movió su ejército hasta las cercanías del castillo de Hattin, donde levantó un campamento y puso la plaza fuerte bajo asedio.

Pocos días después de que las tropas de Tulio rodearan Hattin, las puertas del castillo se abrieron y el ejército de Cornelius abandonó la protección de sus murallas. Tulio no pudo sino celebrar aquel movimiento por parte de su enemigo, pues enfrentarlo en campo abierto era el mejor regalo que le podría haber hecho. Así que atacó a Cornelius de frente, convencido que aquel sería el final de la guerra. Grande fue su sorpresa cuando descubrió que otro ejército enemigo los estaba cercando por la retaguardia. En su desesperación por derrotar a los Doncaster de una vez por todas, no había contado con la astucia de Cornelius, quien un par de semanas antes de que Tulio llegara con su ejército, había enviado a su hijo Corwin junto a la mitad de sus hombres al sur, a las montañas, donde, a marcha forzada, dieron un rodeo de varias decenas de leguas para posicionarse justo detrás del ejército de Lintari, en el pequeño pueblo de Colina Cuervo.

La batalla duró un día entero. A pesar de no poseer arqueros, Cornelius utilizó su infantería para causar estragos entre las filas enemigas. Más de siete mil de los soldados de Lintari perecieron aquel día en los alrededores de Hattin, y otros dos mil se convirtieron en prisionero antes de caer la noche.

Tulio, por otro lado, al verse rodeado y sin posibilidades de vencer, tomó una decisión inesperada. Sacrificó la mitad de su ejército, dejándolo a merced de la infantería pesada de Cornelius, y lideró la otra mitad contra las tropas de Corwin. Aquella era una estrategia de todo o nada, ya que, si no lograba romper las líneas enemigas, acabaría siendo prisionero o muerto. Por suerte para él, la fortuna volvió a sonreírle cuando sus hombres lograron herir y capturar a Corwin, lo que desmoralizó las tropas enemigas lo suficiente para atravesar sus defensas y huir con lo que le quedaba de su ejército (poco más de cinco mil hombres), de vuelta a Silverton.

Dos días y dos noches

La batalla de Hattin cambió drásticamente el curso de la guerra, y todo podría haber terminado pocas semanas después, cuando Cornelius se dirigió con sus tropas para sitiar la ciudad de Silverton. Sin embargo, en vez de obligar a Tulio Lintari a rendirse, ahora tenía que negociar con él por la vida de su hijo Corwin.

Como era de esperar, Tulio se aferró a esta última baza para ganar tiempo. Su ejército estaba en clara inferioridad numérica, así que amenazó a Cornelius con cortar la cabeza de su primogénito si asaltaba la ciudad. Cornelius, por otro lado, prometió a Tulio perdonar su vida y permitirle marchar en el exilio, si rendía la ciudad pacíficamente y dejaba libre a su hijo. Le otorgó dos días y dos noches para pensar en su oferta y tomar una decisión. Al alba del tercer día, si rechazaba su propuesta, atacaría la ciudad y mataría sin piedad a Lintari y a todos sus aliados, siendo el castigo para Tulio aún peor que la mera muerte, si se atrevía a hacerle daño a Corwin.

Tulio se pasó los dos días y las dos noches en vela, reflexionando sobre lo que debía hacer, y lamentando por haber llegado a verse metido en esa situación. A pesar de sus dudas, había una cosa que tenía clara. No podía rendirse, no podía perder todo lo que había ganado, así que ordenó a sus hombres construir una pira en lo alto de la muralla, y mandó a atar a Corwin a ella. Cuando rompió el alba y Cornelius acudió para escuchar la decisión de Tulio, vio a su hijo en lo alto de la pira, atado a una estaca y rodeado por cuatro hombres armados con antorchas. Tulio estaba apoyado en el matacán de la muralla, con una sonrisa en los labios.

“—Así que has elegido la muerte para ti y para tus hombres —le dijo Cornelius con rabia, al ver aquello.
—He elegido vivir —le contestó Tulio, sin perder la sonrisa—. Y te ofreceré la misma elección a ti. Planta rodilla ante mí, reconoce mi soberanía sobre la provincia de Silverton, y júrame vasallaje. A cambio dejaré con vida a vuestro hijo y os permitiré marcharos. Seguiréis siendo nobles, pero no tendréis tierras. Tenéis dos días y dos noches para decidiros.”

Cuando Tulio se hubo marchado de la muralla, Cornelius regresó a su campamento, reunió a sus aliados y les pidió su opinión. No hubo ni uno que le aconsejara dejar morir a su hijo, pero tampoco le incitaron a hacer lo contrario, así que fue Cornelius, y sólo Cornelius, quien tuvo que tomar la decisión. La más difícil de toda su vida.

Al día siguiente desplegó su ejército y atacó la ciudad.

El príncipe y la reina

Sorprendido por la decisión que había tomado Cornelius, Tulio se dispuso para defender las murallas de la ciudad, y estuvo a punto de ordenar a sus hombres quemar vivo a Corwin, cuando unos cuernos de guerra resonaron en la lejanía. Poco después hizo su aparición en lo alto de la colina adyacente a la ciudad, un ejército que portaba los estandartes del rey: cuatro mil caballeros de la Guardia de Honor, quince mil infantes y seis mil arqueros. El ejército real completo.

Al frente del ejército iba, además del príncipe Wilburn, la reina Cinzia, así que Cornelius comprendió al instante que aquel ejército no estaba allí para intervenir por su causa. Al contrario, estaba allí para acabar con los Doncaster y asegurarse que los Lintari ganaban la guerra. De modo que no le quedó más remedio que reconocer su derrota. Acudiendo ante la muralla donde estaba Tulio, se arrodilló reconoció a los Lintari como los nuevos señores de la provincia de Silverton. Después les juró vasallaje.

Desde entonces y hasta el día de hoy, los Lintari han sido los nuevos señores de la provincia de Silverton. Los Doncaster, aunque humillados y desprovistos de todo su poder e influencia, lograron recuperarse con el paso de las décadas. Construyeron un nuevo hogar para sí mismos, un castillo al que llamaron Bellefort, y en el presente son la segunda casa más poderosa de la provincia de Silverton, después de la casa Lintari.

Actualidad:

Familia de LORD MARCO LINTARI, señor de la Provincia de Silverton desde el año 1442 de la Tercera Edad.

Su esposa, [LADY ARIENNE] de la casa Barrow, muerta por enfermedad en 1444, a la edad de treinta y dos años.

Su hija, LADY AERYN, de veintidós años, es la heredera de Silverton.

—Su madre, LADY RIHIELLE, de la casa Rew, de sesenta y nueve años.

Hermanos:
JONES, de cuarenta y dos años.
MARGE, de cuarenta años.
JAIME, de treinta y siete años.

—Sobrinos:
—Por parte de Jones:
ROWLAND, de quince años.
LORA, de doce años.
—Por parte de Marge:
MELBA, de catorce años.
MARLEEN, de doce años.
—Por parte de Jaime:
LYN, de dieciséis años.
SHARLEEN, de diez años.
ALYSSA, de ocho años.

Árbol Genealógico
(1200 - 1457)
Link: http://sia1.subirimagenes.net/img/2014/08/13/140813095427657802.jpg

SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO COMPÁRTELO Y SÍGUEME

viernes, 8 de julio de 2016

Personajes IV: Galadoriel


Ilustración: Lorenn Tyr
Galadoriel



Es una elfa del bosque, hija del caballero elfo Elthorn de la casa Esscara y Lady Lodriel, de la prestigiosa casa Galad Itriel, la más antigua del Consejo del Árbol Sagrado, de cuyos miembros se dice que por sus venas fluye la sangre pura de los Altos Elfos y, por tanto, son los últimos descendientes de los antiguos tylisios.

Nació a mediados de la primavera del año 1431 de la Tercera Edad. Es la menor de cuatro hermanos: Italnar, Elae y Eüwriel. Pasó su juventud en Haddaras, donde conoció a Valiant con quién entabló rápidamente amistad. Es una cazadora y rastreadora nata, posee una gran afinidad con los animales, algunos dirían que casi mágica, y conoce los bosques mejor que nadie, lo que la convierte en una gran exploradora.

A los diecinueve años su madre quiso casarla con un respetado y rico caballero elfo de la Guardia del Árbol Sagrado, pero ella se negó y, al intentar obligarla, decidió marcharse de Haddaras en busca de aventuras.

Se estableció durante varios meses en la ciudad de Therrodar. Participó en varias batallas contra las dríades de Zagrakkar como arquera, y se ganó buena fama entre los soldados del Alto Señor Eilar. En un viaje al Bosque de Fargir fue herida en una emboscada y capturada por la Hermandad del Sable, un grupo de mercenarios y salteadores elfos. Fue rescatada por el caballero de la Guardia de Honor del reino de Aldaeron, Elhendor (famoso por ser el primer elfo que ha alcanzado ese estatus entre los humanos), y por la guerrera de los Hermanos del Hacha, Trianna, con quienes entabló una muy buena amistad. Gracias a ello pasó a formar parte del ejército de la corona de Aldaeron para servir como exploradora.

En el 1452 T.E., compró a un mercader de la ciudad alderina de Hamath a la dracofénix Fenja, un hermoso pájaro de plumaje llameante procedente de las Islas Esmeralda, que a partir de entonces se convirtió en su fiel compañera de aventuras. Dada su afinidad con los animales, Galadoriel utiliza al ave para desempeñar sus labores de exploración, algo muy útil ya que puede otear los caminos desde el cielo y recorrer grandes distancias en poco tiempo.



Ilustración: Lorenn Tyr


Anteriores artículos sobre personajes:

Personajes I: Valiant Wedford

Personajes II: Varian Nomenglaus

Personajes III: Khorgar Golk´rath

martes, 21 de junio de 2016

Ya a la venta la segunda edición de Leyendas de Erodhar

Ya ha salido a la venta la segunda edición de Leyendas de Erodhar y hoy me han llegado a casa los 50 primeros ejemplares.

El resto a las librerías :)

El precio por ejemplar de esta segunda edición es de 20 € y recuerdo que vienen dentro los mapas del mundo de Erodhar.

Si lo quieres adquirir firmado y con un póster de regalo, puedes contactar conmigo a través del siguiente mail: cosmin.starcescu@gmail.com











Los póster que puedes elegir de regalo:











miércoles, 15 de junio de 2016

Portada oficial 2º Edición de Leyendas de Erodhar 1 - La Vara de Argoroth

Hace bastante que no publico una nueva entrada, ya que estoy trabajando en la segunda parte de Leyendas de Erodhar y no me queda mucho tiempo para el blog; no obstante, hoy quiero compartir con vosotros/as la portada oficial de la segunda edición de Leyendas de Erodhar 1 - La Vara de Argoroth, que saldrá a la venta dentro de tan solo una semana y media.

Aparte de este cambio de portada, como ya dije en anteriores post, la nueva edición tendrá en el interior tres mapas con las zonas principales de Erodhar donde se desarrolla la historia de este primer libro.

Y la noticia más importante es que el precio por ejemplar pasará de 25€ a 20€, cinco euros más barato, y además la edición contará con solapas.

Ya sin más dilación, os enseño la nueva portada:

martes, 17 de mayo de 2016

Tercer mapa Mundo de Erodhar para la 2º edición de Leyendas de Erodhar

A falta de muy poco tiempo para la salida a la venta de la 2º edición de Leyendas de Erodhar 01 - La Vara de Argoroth, os presento el tercer y último mapa que vendrá en el interior del libro. Esta vez los tétricos y misteriosos parajes de "Las Tierras del Amanecer".

Una vez más gracias a David Puertas por su arte.